Denles ustedes de comer

Jesús, a través de unos pocos panes y unos pocos peces nos da la gran lección de partir, compartir y repartir.